…En defensa de los ESLAVOS…

http://vnnforum.com/showthread.php?t=143393

 

Old July 7th, 2012 #2
Panzer Terror
Anbriosorot's Avatar
Join Date: Apr 2012
Posts: 45
Anbriosorot
Default En defensa de los eslavos (IV): la guinda del pastel

TÓPICOS, ESTEREOTIPOS Y PREJUICIOS OCCIDENTALES SOBRE LOS ESLAVOS

 

Por desgracia, y a pesar de que los eslavos en más de una ocasión nos han salvado de la destrucción absoluta (como me he cansado de repetir y martillar ad nauseam en posts anteriores), en el Oeste vivimos de espaldas a ellos. No conocemos apenas su historia, su idiosincrasia o su mitología. Este aislamiento es el que ha favorecido el afloramiento y la persistencia de numerosas meteduras de pata, desconfianzas, prejuicios y malos rollos que procuraré tratar ahora.

 

“Muchos eslavos tienen rasgos amarillos (o mongoloides)”.

 

Para esto es necesario comprender una cosa. En toda Europa, la Raza Aria se mezcló hasta cierto punto con los elementos pre-arios o pre-indoeuropeos indígenas, y posteriormente con una serie de invasores no-arios de origen asiático o africano. Con esto no quiero decir que toda Europa y todos los europeos seamos mestizos, pero que aquí y allá, variando según individuos y según zonas, se encuentran restos no-arios de los que no se salva ningún país de Europa. Lo único que cambia es la procedencia de estos restos, la composición particular de la mezcla propia de cada zona. Aquí es donde nos damos cuenta de que la única constante absoluta de Europa, lo único que toda Europa tiene en común, es la sangre nórdica (su cantidad y pureza varía también por zonas, naturalmente).

Así, en el Oeste de Europa, los arios se mezclaron principalmente con los mediterráneos y los semitas.

Y en el Este, donde “ancha es la estepa”, se mezclaron con los amarillos y los turcos. Ya hemos visto hasta qué punto los eslavos tuvieron que hacerse un hueco en tierras ocupadas por pueblos ugro-fineses, y soportar después las invasiones túrquicas, tártaras y mongolas de las estepas, que es innegable dejaron una huella genética en algunos individuos, a base de violaciones y raptos de mujeres eslavas, sin contar la cantidad de personas arias que los invasores asesinaron físicamente, erradicando su linaje para siempre.

La mezcla con pueblos mediterráneos pre-indoeuropeos es lo que le ha dado el tono moreno a muchos arios occidentales, y la mezcla con pueblos ugro-fineses pre-indoeuropeos es lo que ha legado caras redondas y ojos “achinados” a muchos arios orientales, como es bastante patente en algunos individuos fineses o rusos.

De tal modo, quien proteste indignado ante la presencia de sangre amarilla en el Este (incluyendo en Finlandia), tal vez debería dirigir su mirada a su propia tierra y experimentar el doble de indignación ante la manifiesta presencia de sangre semita en ella.

Por eso, cuando alguien dice “muchos europeos del Este tienen rasgos amarillos”, una buena respuesta sería “y muchos europeos del Oeste tienen rasgos pre-indoeuropeos o moros”.

Eso sin mencionar que, tanto en el Este como en el Oeste, hay una gran proporción de individuos que no manifiestan rasgos amarillos, pre-arios ni semitas.

Creo, además, que la persistente presencia hasta nuestros días de individuos de fenotipo nórdico entre los eslavos atestigua su tenacidad y su orgullo de raza, pues con la que les ha caído estos últimos 1600 años, tenían la excusa perfecta para hacerse las víctimas, lamentarse, agachar la cabeza, pasar de todo, dejarse absorber por Asia como hicieron los iranios, los indo-iranios, los ilirios y los helenos, y desaparecer de la faz de la Historia —pero no lo hicieron.

 

“Los eslavos no tienen a sus espaldas tantos logros como en el Oeste, ni una cultura tan consumada”


¿Falta de “logros” de los eslavos? Para mí, su simple supervivencia entre tantas adversidades ya es un logro incomparable y ya demuestra una voluntad de vivir fuera de lo común. El simple ascenso del Imperio Ruso como poder absoluto en las estepas ya es algo digno de reflexión.

Los eslavos estaban demasiado ocupados luchando contra los elementos y, cuando no, resistiendo contra el invasor oriental y, cuando no, restañándose de las heridas infligidas por el último ataque o preparándose para el siguiente. Si en esas condiciones horribles aun fueron capaces de construir ciudades, levantar catedrales, establecer reinos, defender sus intereses y conquistar un Imperio, es porque son un pueblo excepcional.

Precisamente su “falta de logros” es lo que hace que su voluntad popular, joven, aun anhele hacer grandes cosas. Los macedonios de la época de Filipo, o los americanos de Thomas Jefferson, tampoco tenían grandes logros a sus espaldas, pues les quedaba todo por hacer. Lo mismo reza para los germanos de Teodorico o los anglosajones de Alfred. Los eslavos son, pues un pueblo ario joven y prometedor.

 

“Los antiguos eslavos fueron incapaces de crear nada que se pareciese a un Estado”


Cuando el movimiento migratorio de los eslavos terminó allá por el Siglo VII, comenzaron a organizarse los primeros pasos de una forma estatal entre los diferentes pueblos eslavos. Su problema fue que, para entonces, y debido a que la migración germánica había concluido tiempo antes, ya existían Estados fuertes en Europa, que no permitirían el auge de potencias competitivas. De tal forma, la mayoría de los nobles eslavos se encontraron conque su mejor opción era colocarse bajo el paraguas de potencias ya establecidas, como el Imperio Carolingio de los francos, el Sacro Imperio o el Imperio Bizantino. Con el tiempo, empero, se formaron Estados eslavos fuertes en el Este de la Edad Media, como la Mancomunidad Polaco-Lituana, la República de Novgorod, Kiev de Rus, Moscovia, Vladimir-Suzdal y los demás principados rusos medievales, que constituyeron nada más y nada menos que un obstinado muro entre la Horda Dorada y Europa.

Tampoco hace falta recordar el posterior auge de la Rusia zarista, un verdadero y auténtico Imperio ario.

 

“Los eslavos no son arios, son inferiores”

 

Y los individuos que saben que en ellos predomina la sangre mora o pre-indoeuropea y que necesitan esgrimir esa frase con el único fin de poder tener una excusa para sentirse superiores o “más arios” a un rubio —excusa falaz, ya que su subconsciente instintivo conoce perfectamente la verdad—, despreciando a 300 millones de blancos, lo son triplemente, y además llevan al cabo un crimen contra la misma Raza Blanca. Si Anna Kournikova no es aria, no sé qué c*ño será Penélope Cruz.

 

“Hitler consideraba a los eslavos subhumanos”

 

Os remito al texto de León Degrelle que he colocado antes. Había ciertos sectores alemanes que consideraban a los eslavos como subhumanos mongoloides, pues les daba la excusa para presentar Operación Barbarroja (la guerra contra el Bolchevismo) como una cruzada racial germánica. Sin embargo, el entrar en contacto con los rusos supuso una bocanada de aire fresco en este rancio chauvinismo: los alemanes mismos vieron que los rusos eran arios, y de hecho comprobad cuántas divisiones SS eslavas hubo, contando a bohemios, moravios, rutenos, croatas, bielorrusos, ucranianos y rusos. Si en un principio hubo una opresiva ocupación por parte de las autoridades alemanas, ello puede considerarse UN ERROR como la copa de un pino, pues en muchos casos puso a la población en contra de los alemanes, a quienes habían aclamado antes como liberadores.

 

“Los eslavos son más brutales”

 

Los eslavos están más cercanos a sus raíces originales, auténticas y naturales, y han sido brutales lo estrictamente necesario para salvaguardar su supervivencia como pueblo. Milenios de enfrentamientos contra condiciones ambientales extremas, y circunstancias políticas inauditamente hostiles, les han marcado con ese carácter bravo, que no es defecto, sino virtud, y que ya quisiésemos tener en el ablandado Oeste moderno.

 


“Los eslavos no forman parte de la cultura occidental”


¿Es que Dostoievsky, Tchaikovsky, el Miguel Strogoff anti-tártaro de Julio Verne, el Imperio de los Zares, Nevsky, el anti-turco Vlad el Empalador, los campos de cultivo de Ucrania, la catedral de San Basilio, el santuario del Lago Bled, las luchas anti-orientales, los cantos bizantinos, los misiles nucleares de Rusia, las cuencas de los ríos rusos, la música folk ucraniana, los pantanos y las reservas naturales de Bieorusia, el Pueblo Serbio, la ciudad de Varsovia, el Museo Hermitage de San Petersburgo, o los golpes Mirko Filipovic, no forman parte de la herencia aria, europea y occidental?

 

“Los inmigrantes del Este la lían mucho”


Sí, a estas alturas el portero rumano, polaco o búlgaro es un fenómeno social en España. También las mafias del Este, las prostitutas del Este, los ex-militares del Este y grupos organizados que se dedican a entrar en viviendas para arramblar con todo. Pero estamos apañados si vamos a juzgar a todo un pueblo blanco por lo que las capas más problemáticas de su población hacen en nuestro país. Sería injusto que, por cualquier motivo, todos los kinkis, canis y gitanos españoles emigrasen a Polonia y que los polacos forjasen, a partir de la imagen que éstos dan, una idea sobre el Pueblo Español en su conjunto. Igualmente, es poco sabio forjarse una idea sobre el Pueblo Inglés a partir de las fechorías de los guiris desfasándose en la Costa Brava.

 

“Los rusos son compulsivos bebedores de vodka”


Ellos al menos tienen la excusa del frío… y me gustaría saber qué excusa tiene el cerebrolimpio occidental medio para beber hasta la fase supra-cosaca del coma etílico, porque hablas como si los occidentales fuésemos todos abstemios perfectos.

 

“Me es imposible, imposible, IMPOSIBLE, olvidar a las 3 millones de mujeres alemanas violadas por el Ejército Rojo, o el resto de burradas sádicas que hizo el Comunismo en Centroeuropa, eso sólo un pueblo de subhumanos lo podría hacer”


Entonces quizás deberías acordarte también de burradas similares que hicieron los rojos en España entre el 34 y el 39. Todas esas monjas violadas, todos esos curas torturados, todas esas carnicerías infligidas a cualquier persona “de bien”, ancianos, mujeres y niños inclusive, no fueron obra de “subhumanos tartarizados”, sino de españoles blancos de toda la vida, como tú y como yo. Todos los pueblos tienen sus atrocidades a la espalda, y los pueblos arios no son ninguna excepción.

Veamos el caso del Ejército Rojo.

  1. – Que en las fases finales de la Guerra, tuvieron que tirar de una tropa asiática, puesto que la mayoría de soldados rusos blancos estaban ya muertos. Después de 4 años de guerra sangrante, esta tropa asiática, de razas no-blancas, en modo alguno podría mantener una disciplina decente sobre territorio europeo conquistado, y menos teniendo en cuenta el punto 2.
  2. – La enfermiza propaganda del judío Ehrenburg, que predicó y ordenó sistemáticamente la muerte y violación de todos los ancianos, hombres, mujeres y niños que fueran alemanes (o incluso sin serlo, observar los casos de Hungría y Rumanía).
  3. – El vodka distribuido entre las tropas soviéticas con el fin de embrutecerlos.


Y repito que no los excuso, pero he querido dejar claro que lo que pasó en el 45 no tiene que ver con el Pueblo Ruso, sino con una siniestra casta judía-bolchevique, con una propaganda criminal, con hordas asiáticas y con miles de litros de vodka. El Ejército Rojo de finales de la Guerra puede compararse perfectamente con cualquier horda huna, pechenega, mongola, tártara, etc., del pasado estepario, cuyos desvaríos fueron también sufridos por eslavos (el Ejército Rojo cometió violaciones también en Rusia, Bielorrusia y Ucrania, por ejemplo).

 

“¿Eres eslavófilo?”

 

Sí. Como también soy germanófilo, celtófilo, baltófilo, latinófilo, hispanófilo, anglófilo, francófilo, americanófilo, australianófilo y helenófilo. Pero no hay ningún grupo tan inmenso como los eslavos y que a la vez esté sujeto a un desconfiado escepticismo (quizás, hasta cierto punto, los americanos blancos), por eso he sacado estos posts sobre los eslavos.

 

LA MITOLOGÍA ESLAVA POR ENCIMA
La idiosincrasia eslava está marcada por un fuerte misticismo, una profunda religiosidad, el enfrentamiento con condiciones extremas (gélidas en Invierno, ardientes en Verano), un carácter rígido e inflexible, una cierta brutalidad desarrollada por pura necesidad y adaptación, los bosques interminables, los pantanos, la inmensidad del territorio y de los horizontes, los ríos, la estepa abierta, la hechicería, la brujería y el chamanismo, la lucha constante, el sentimiento de libertad e independencia, el dualismo, los espíritus de las selvas y de los pantanos, y la crueldad del enemigo “tártaro”.


La cosmogonía y el panteón eslavos guardan una estrecha afinidad con los de otros pueblos arios (“indo-europeos”).

Svarog es el dios de los dioses, dios del Cielo (compárese con la palabra indo-irania Svarga, “Cielo”), o al menos del lado luminoso del Cielo (despejado, luminoso y azul). Se le consideraba el dios del orden, del honor, de la ley y del linaje, dios civilizador y legislador, que propugnaba la monogamia, que presidía sobre los matrimonios y que era patrón de los oficios artesanales. Svarogiz, un dios del fuego terrestre (las hogueras), era hijo suyo, así como Dazhbog, el dios del fuego celeste (el Sol).

Perun es el típico dios ario de la tormenta, del rayo y el trueno (o del lado oscuro del Cielo iracundo), equivalente al Perkunas báltico, el Indra indo-ario, el Thor escandinavo, el Donnar alemán, el Zeus griego, el Taranis céltico o el Júpiter romano. Sus atributos eran un caballo, un carro, un hacha o martillo, y flechas de piedra. Presidía sobre las armas y sobre la guerra, y los antiguos eslavos pensaban en él o lo invocaban antes de entrar en combate. Vladimir el Grande lo colocó como jefe del panteón de la Rusia de Kiev (puede que porque era polígamo, y el monogámico Svarog hubiese sido paradójico para él). Cuando Perun dominaba el panteón, era concebido como una figura regia que dirigía el mundo mortal desde una fortaleza situada en la más alta rama del Árbol del Mundo (la versión eslava de Ygdrasil), y que lanzaba rayos sobre la Tierra en momentos de choque con las fuerzas telúricas.

 


Perun, como Thor, como Hércules, como Apolo, como Indra y como tantos otros dioses y héroes arios, combate contra la serpiente telúrica con el arma en la mano.


Byelobog (Dios Blanco) es dios de la luz, de la suerte, de la belleza y de la felicidad. Equivale al Balder germánico, al Abelio céltico, al Apolo griego y romano e incluso al posterior Luzbel de los herejes medievales.

Chernobog (Dios Negro) era el dios de la oscuridad y la maldad, considerado en conflicto perpetuo con Byelobog. Creo que al Loki escandinavo se le puede considerar un equivalente apropiado, así como al Angra Manyu de los persas.

Veles es el antagonista de Perun, un dios del agua, de la Tierra, de la agricultura y del Inframundo. Su origen muy probablemente radica en pueblos pre-arios. Los eslavos concebían las tormentas como una batalla entre las fuerzas celestes (representadas por Perun) y las telúricas (representadas por Veles).

Dievana es una diosa de los bosques y de la virginidad, equivalente a la Diana Romana, la Artemisa helénica o la Artio céltica.

Matt Zemlya (“Madre Tierra”, equivalente a la Terra romana, la Gea helénica o la Erda germánica) es una diosa que representa la materia y las fuerzas telúricas de la Tierra.

Kupala es diosa del agua.

Morana (Muerte) es la diosa de la muerte y del Invierno, pienso que la Hel escandinava es una buena candidata a la semejanza con esta diosa.

Siwa es diosa de la Primavera, la vida y la fertilidad, equivalente a la Iduna escandinava o la Ostara alemana. También se describe a una diosa llamada Dodola o Perperuna, que es esposa de Perún, que coincide con Siwa en su condición de diosa de la Primavera, que causaba la lluvia ordeñando sus vacas celestiales y que decoraba la vegetación verdeante con brotes y flores.

Las Vila o Wela eran como una mezcla de ninfas y valquirias. Podían aparecerse a los mortales como cisnes, serpientes, lobos, caballos o doncellas. Se les consideraba almas guerreras y silvestres, cabalgando caballos o ciervos. Los antiguos eslavos les hacían ofrendas de pasteles, lazos, frutas frescas, vegetales o flores, que se depositaban en árboles, pozos o cuevas considerados sagrados.

Por otro lado, se creía en infinidad de espíritus positivos y negativos, hadas, espíritus de los bosques, de los ríos, de los pantanos, de las casas, de la niebla y de las montañas, además de magos, hechiceras, vampiros y licántropos.

 


Estos signos, antiquísimos, se llamaban gromoviti znaci (marcas de trueno), y constituyen una versión eslava del arquetipo de la Runa Hagal o asterisco. Eran colocados sobre las casas de los antiguos eslavos como amuleto de buena suerte para proteger el hogar de los rayos. Se cree que simbolizaban a Perun, el Dios del Trueno.


LOS ESLAVOS MODERNOS SON LOS SUPERVIVIENTES DE MIL CATÁSTROFES INIMAGINABLES. SU MISMA EXISTENCIA COMO GRUPO ES TODO UN TRIBUTO A LA CAPACIDAD DE RESISTENCIA Y A LA DUREZA DE LA RAZA BLANCA.

LOS DIOSES ARIOS DESCARGARON SOBRE LOS ESLAVOS UNA MONSTRUOSA RESPONSABILIDAD, Y LA MÁS GRAVE Y TERRIBLE DE TODAS LAS DEUDAS DE CUALQUIER PUEBLO DE LA TIERRA ADEMÁS DE LOS JUDÍOS.

EN LENGUAJE ORIENTAL, HAY UNA INMENSA NUBE DE KARMA GRAVITANDO SOBRE LOS ARIOS DEL ESTE, Y UNA GRAN FUERZA, AUN INTOCADA, ENCERRADA EN SUS PUEBLOS, ESPERANDO SER INVOCADA Y LIBERADA.

 

Sventovit”, por el artista ruso Konstantin Vasiliev, 1971. Recordemos que el dios Svantovit era adorado en el santuario de Arkona, por los pueblos germánicos, bálticos y eslavos.
A MODO DE TÉRMINO: EJEMPLOS DE TIPOS RACIALES ESLAVOS

A lo largo de estos posts he intentado, ante todo, demostrar que los eslavos son un grupo ario más. Ahora pretendo coronar el pastel con la guinda final, por si a alguien le quedaba alguna duda: ejemplos de sangre aria en eslavos.

Después de incontables invasiones, luchas y opresiones, la presencia de individuos tan racialmente puros presta testimonio a favor de la bravura y la resistencia eslavas. Quien predica en contra de tales individuos sólo por proceder del Este, quien los llame “subhumanos”, quien desprecie su herencia genética, está obrando, desde este momento, en contra de la salud de la misma Raza Blanca. Si tras haber leído bien todos mis posts sobre los eslavos, queda alguien que siga pensando que los eslavos son inferiores o que no son arios, por favor, que me lo haga saber, que le colocaré personalmente la medalla a la testarudez compulsiva “por amor a la testarudez en sí”.


Denis Pankratov (Stalingrado/ Volgorado, 1974),
nadador olímpico ruso que arrasó en los años 90.

Anna Kournikova (Moscú, 1981), famosa tenista rusa.
Soldados rusos en Georgia en 2008.
La modelo checa Hanna Soukupova.
El luchador croata Mirko “Crocop” Filipovic.


Ésta creo que es una pasada Miss Bielorrusia, en traje regional tradicional de su tierra.

(Sacado de “¿Y si Hitler hubiera ganado?”, León Degrelle)

Aquí colocaré un fragmento capaz de callar muchas bocas, pues fue escrito nada más y nada menos que por un General de las SS que estuvo combatiendo en el Frente del Este en primera línea, que fue testigo de lo que ocurrió allí y que sabe lo que dice. Degrelle habla de lo que hubiese pasado de haber ganado Alemania la Segunda Guerra Mundial, y habla sobre la unión de todos los europeos —incluyendo los eslavos— en los campos de batalla y en las retaguardias ocupadas.

Igualmente hubiese intervenido el genio ruso, y de una manera considerable, estoy seguro, en el refinamiento de una Europa demasiado alemana en donde doscientos millones de eslavos del Este iban a ser integrados. Cuatro años viviendo mezclados al pueblo ruso, hicieron que los combatientes antisoviéticos lo estimaran, admiraran y amaran.La desgracia reside en que, desde hace medio siglo [tengamos en cuenta cuándo fue escrito esto], las virtudes de esos doscientos millones de brava gente se encuentran ahogadas —y peligran de estarlo aún bastante tiempo— bajo la enorme losa de plomo del régimen soviético.Este pueblo es tranquillo, sensible, inteligente y artista, y posee al mismo tiempo el don de las matemáticas, lo que no resulta contradictorio: la ley de los números es la base de todas las artes.(…)

Puede imaginarse la sorpresa de los alemanes, atravesando Rusia y no encontrando más que rubios de ojos azules, tipos exactos de estos arios perfectos a los que se les había obligado a admirar en exclusiva. ¡Rubios! ¡Y rubias! ¡Y qué rubias! Grandes campesinas, espléndidas, fuertes, de ojos celestes, más naturales y sanas que las que había podido reunir la Hitlerjugend.

¡No podía imaginarse siquiera raza más típicamente adaptada a los sacrosantos cánones del hitlerismo!

En seis meses se hizo rusófilo todo el Ejército Alemán. Se fraternizaba con los campesinos por todas partes. ¡Y con las campesinas! Como ocurrió con Napoleón, Europa se formaba también en los brazos de las europeas y, en este caso, de estas bellas jóvenes rusas, hechas para el amor y la fecundidad y a las que se vio, durante la retirada, seguir frenéticamente, entre el fragor de los más terribles combates, a los Erik, los Walter, los Karl, los Wolfgang que les habían enseñado, en los momentos de descanso, el placer de amar y su encanto, aunque ello viniera del Oeste.

Algunos profesores nazis profesaban teorías violentamente antieslavas. Pero éstas no hubiesen resistido más de diez años de compenetración ruso-germánica. Los rusos de ambos sexos hubiesen conocido al alemán rápidamente. Ya empezaban a conocerlo bien. Encontrábamos manuales alemanes en todas las escuelas. El lazo del idioma se hubiese desarrollado en Rusia más rápidamente que en cualquier otro lugar de Europa.

El alemán posee admirables cualidades de técnico y de organizador. Pero el ruso, soñador, es más imaginativo y más vivo de espíritu. Uno hubiese completado al otro. Los lazos de sangre hubiesen hecho el resto. Los jóvenes alemanes, a pesar de lo que hubiese querido hacer en contra la propaganda, hubiesen desposado a cientos de miles de jóvenes rusas. Les gustaban. La creación de la Europa del Este se hubiese completado de la forma más agradable. La conjunción germano-rusa hubiese hecho maravillas.

* * * * * * * *

Hemos visto que Rusia nació cuando los vikingos germanos ayudaron a los eslavos a derrotar a los khazares, un siniestro pueblo asiático que había adoptado el Judaísmo como religión, tras lo cual los vikingos se instalaron como nobleza. Del mismo modo, la Nueva Rusia iba a nacer con la derrota del Comunismo, ese nuevo engendro khazar, a manos de los nuevos guerreros germanos.

FUENTE: NORDICTHUNDER

FUENTE: http://vnnforum.com/showthread.php?t=143393

Esta entrada fue publicada en Cristianismo, Cultura, EUROPA, Fascismo, Historia, III Reich, Rusia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s