Santo Tomás de Aquino, Doctor y filósofo dijo…

Santo Tomás, y toda la tradición católica con él, nos dice que los actos homosexuales son actos contra natura, y, por lo tanto, de una maldad rayana en el sacrilegio. Se podría resumir la doctrina del Doctor Angélico el respecto (Summa Theologiae, IIa, IIae, Q. 154, art 12, c.,ad 1 & ad 2) de la siguiente manera:

A) Los actos genitales que de por sí excluyen la posibilidad de procreación son una injuria directa contra Dios, Autor de la Naturaleza; cabe destacar aquí la importancia del “por sí”. Estas dos palabras significan que nos referimos aquí a actos sexuales que, por su propia estructura pertenecen a aquella clase de actos que nunca, y bajo ninguna circunstancia, podrían resultar en la procreación.

B) Los actos homosexuales están incluidos entre los actos genitales que de por sí excluyen la posibilidad de procreación.

C) Los actos homosexuales son una injuria directa contra Dios, Autor de la naturaleza, y, por lo tanto, un auténtico sacrilegio. De hecho, Santo Tomás dice que estos actos son peores que sacrilegio porque, siendo contra-natura, ofenden a Dios de forma más directa y obvia que los otros pecados (que consisten en el trato irreverente de personas, lugares o cosas especialmente consagradas a Dios). Tal como sucede con la evaluación moral del adulterio y la fornicación, se necesita un segundo proceso de razonamiento para establecer y entender la malicia del sacrilegio – en este caso acerca de lo que es o no propio en materias relacionadas con el culto a Dios.

Incluso el Catecismo de la Iglesia Católica actual, tan imperfecto como es, dice a este respecto:

Apoyándose en la Sagrada Escritura que presenta los actos homosexuales como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso (# 2357).

===

FUENTE:

http://tradiciondigital.es/2014/05/12/iglesia-catolica/

===

2 mayo, 2014 | Ortiz de Zárate

¿Iglesia Católica?

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s