BOBASTRO, el Nido de Águilas de Umar ben Hafsun

Leí, aunque no recuerdo donde, que ben Hafsún, es una arabización del godo Alfuns o Adelfuns, o sea Omar hijo de Alfonso.

http://hispanismo.org/biografias/360-ben-hafsun-un-gran-caudillo-andaluz.html

Imágenes de las ruinas de la ciudad-fortaleza de Bobastro, tallada en roca y ubicada en el paraje conocido como Las Mesas de Villaverde, entre los cerros de Tintilla, Castillón y Encantada.

Leo en la revista Muy historia (nº 43/2012, pág. 43) lo siguiente, rscrito por José Angel Martos::

“El hijo de Ibn Hafsun, rebelde aristócrata malagueño de origen godo, fue crucificado por orden de Abderramán III. La cricifixión fue a veces usada por los árabes como castigo ejemplar.”

===

En 286 [12 enero 899] Ben Hafsun profesó públicamente el cristianismo, lo que había ocultado hasta allí; concluyó tratados con los cristianos, complotó con ellos y se alejó de los musulmanes, a los que combatió abiertamente.

http://hispanismo.org/biografias/360-ben-hafsun-un-gran-caudillo-andaluz.html

===

A las palabras del gran historiador don Claudio Sánchez Albornoz, «Otra vez la raza hispana alumbró un gran capitán popular… que como otros muchos guerreros españoles de todos los tiempos, que hubieron de pelear con fuerzas regulares, triunfó Ben Hafsun por su astucia, su bravura y su justicia …», hay que añadir las del holandés Dezy que le llamó «jefe de toda la raza española del   Mediodía» o la explicación antropológica del francés Pierre Guichard* que   veía en el movimieno hafsuní la pervivencia de una sociedad feudalizante occidental   frente a la oriental andalusí.

También vale la pena recordar para aquellos que hablan de la tolerancia y la civilizada sociedad musulmana en al-Andalus, que Abd al-Rahman III poco tiempo después fue a Bobastro y mandó arrasar el lugar y desterró a sus gentes, y el salvaje profanó las tumbas de Umar ben Hafsun y su hijo Chafar para exponer sus cuerpos en Córdoba.

(*) Guichard, Pierre. Al-Andalus: Estructura antropológica de una sociedad islámica en occidente.

http://hispanismo.org/biografias/360-ben-hafsun-un-gran-caudillo-andaluz.html

Cuando Abderramán    III llega al poder, despliega una encarnizada persecución contra Omar    Ben Hafsun, que acabaría sus días acorralado en la fortaleza de    Bobastro en el año 917. Unos 20 años antes, el caudillo había    abrazado la fe cristiana y tomado el nombre de Samuel.

http://hispanismo.org/biografias/360-ben-hafsun-un-gran-caudillo-andaluz.html

En el      año 889 ibn Hafsun decidió convertirse al cristianismo, lo que de algún modo      supuso el principio de fin de su movimiento. El hombre que gobernaba en las      coras de Rayya, Elvira y Jaén, y que era señor de poblaciones como      Archidona, Baeza, Úbeda, Priego y Écija habría de ver como muchos de sus      partidarios, muladíes sinceros a las creencias islámicas, le abandonaban.      Umar, sin embargo, falleció cuando corría el año 917 sin haber sido vencido      por sus enemigos. Se dice que fue enterrado en Bobastro, de acuerdo con los      ritos cristianos. Cuando la ciudad fue tomada por Abd al-Rahman III el      cuerpo del rebelde sería desenterrado y trasladado a Córdoba donde fue      objeto de exposición a la chusma y escarnio de su memoria.
http://hispanismo.org/biografias/360-ben-hafsun-un-gran-caudillo-andaluz.html

===

Basílica de      Bobastro
         Los      vestigios de la basílica cristiana que se conservan en una de las laderas de      las Mesas de Villaverde constituyen la muestra más brillante de la      arquitectura mozárabe andaluza. Para acceder a ella el viajero debe aparcar      en un pequeño espacio situado junto al cartel indicativo de las ruinas de      Bobastro, que aparecerá a nuestra derecha, e iniciar luego la ascensión por      un sendero que en sus primeros tramos, desde la carretera, se ve facilitado      por unos peldaños labrados en la roca. El sendero, de unos cientos de      metros, va serpenteando por el monte y conduce sin dificultad al lugar donde      se alzan los restos de la basílica no sin antes haber transcurrido junto a      diversos tramos de murallas de la antigua ciudad.
         Se trata      de un templo que se integraba en un monasterio que habría sido construido      antes de la llegada de Omar ibn Hafsun a estos parajes, continuando una      tradición eremítica que se remontaba a tiempos antiguos. El conjunto      monástico estaba fortificado y de las bases de sus murallas y torres se      conservan todavía vestigios muy interesantes.
         En el      espacio central del conjunto monástico se aprecian en nuestros tiempos los      vestigios de lo que hubo de ser un amplio patio, quizás el claustro, del que      todavía se pueden contemplar el aljibe en el que se almacenaba el agua y      algunos silos para cereales. En uno de los lados de ese patio se sitúan los      restos de la basílica, en donde habría sido convertido al cristianismo ibn      Hafsun, que constituye una bella muestra de arquitectura rupestre, excavada      en la roca, siguiendo posiblemente esa tradición eremítica del entorno de la      que antes hablábamos.
         Este      templo de Bobastro tiene planta de tipo basilical y esta dotado de tres      naves, siendo la central de mayores dimensiones. Están separadas por      diversos pilares y arcos de herradura, y cuentan con una cabecera que esta      dotada de tres capillas.  De este interesante edificio no podemos sino      destacar el transepto, destinado a los ritos mistéricos propios de la      liturgia mozárabe, y las cancelas que separan las diversas naves y ábsides.      Todo ello tuvo que producir en su tiempo una sensación clara de      compartimentación del conjunto, en el que sobresale igualmente la      jerarquización de los espacios, que se adaptan al propio desnivel del      terreno que desde la cabecera del templo va descendiendo hasta sus pies.      Debajo de la basílica se intentó construir una especie de cripta, solo      labrada en la roca en una fase inicial, en la que posiblemente descansarían      en su momento los restos de ibn Hafsun. Cuenta también el edificio,      finalmente, con una interesante tribuna, situada en la planta superior, a un      nivel más elevado (más cerca del Reino Celeste), labrada también en la roca      y decorada con bellos arcos de herradura por los que en su día entraba la      luz en la sala.
El alcázar de      Bobastro
         El      cronista ibn Hayyan nos ha transmitido que una vez tomado Bobastro, Abd al-Rahman      III ordenó levantar un nuevo castillo, sobre el que anteriormente existía,      en el que se había fortificado Umar ibn Hafsun. Con esa actuación pretendía      asegurar el pleno dominio de estos parajes inhóspitos una vez que la      población levantisca fue obligada a abandonarlos pasando a residir en el llano.
Esta entrada fue publicada en Civilización, Cristianismo, Cultura, España, EUROPA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s